El Adobe es de los materiales más antiguos utilizados en la construcción de viviendas y ha estado presente en todos los continentes desde la antigüedad.

El adobe es un ladrillo de arcilla y arena secado al sol, al cual se le suele añadir cal (o algún otro aglutinante) para darle resistencia y paja para evitar que se agriete. Es un material que transpira y es higroscópico. A diferencia de algunas piedras y el hormigón con cementos peligrosos tiene una emisividad de radón muy baja.

Aunque se suele creer que es un buen aislante térmico, no lo es tanto, pero a cambio es termo-reflector, eso significa que refleja la onda infrarroja por su alto contenido de aluminio presente en la arcilla, con lo que no deja escapar el calor. Tiene una gran inercia térmica, por lo que acumula o retiene bien el calor, soltándolo despues de forma suave y progresiva.

Datos técnicos:
- Densidad: 1500-1700 kg/m3
- Resistencia a la compresión: 0,8-2 N/mm2 (a los 28 días de fabricación)
- Resistencia a la tracción/flexión: buena
- Resistencia al agua/hielo: mala (conviene revestirlo de cal)
- Resistencia al fuego: excelente
- Coeficiente de conductividad térmica: 0,45-0,8 W/m.K (4 veces más aislante que el ladrillo)