En 1934, un texto ibérico resultaba entendido por el euskera.
Don Luis Pericot García enseñaba Prehistoria en la Universidad y presentó en Barcelona a una estudiante vasca la inscripción ibérica presente....
en una de las piezas de la colección de vasos del yacimiento de Liria (Valencia) del Museo de Prehistoria.
El letrero ibérico decía: “gudua deisdea”.
Sin ver la figura que la contiene en el fragmento cerámico, la estudiante pensó en las palabras vascas y dijo: “gudu” (combate) y “deitu” (llamar). Un texto ibérico resultaba ser comprendido o entendido por el euskera. Ahora muchos dicen que, en vez de "gudua" se traduce como "kutur", como interpretó en origen J.Untermann. Algunos interpretan "kutur" como "kutun" como carta, mensaje, e incluso nombran el evolucionado y moderno "gutun". Pues olvidan la evolucion fonetica de las oclusivas sordas que se sonorizan /p/>/b/, /t/>/d/, /k/>/g/. Y se puede entender la forma verbal ibérico “ban-kutur” (B.7.38) y la moderna del euskera "bat gudu", o la relación de "KuTur" con "GuDur" que significan lo mismo (guerra). Podéis hacer vosotros mismos la traducción (Ver las fotos)
 
En la pintura se ve una barca ocupada por guerreros, dos de ellos con sus escudos ibéricos convexos, enfrentada a la vez con otra barca, ocupada por un guerrero con su escudo y un perro que ladra, y que parece que la ha sorprendido por detrás, y con otro guerrero, que desde tierra firme responde tendiendo su arco a una flecha que le disparan desde la primera barca. Los peces que se ven en el vaso debajo de las barcas, y el ave marina que vuela sobre ellos, nos hacen pensar en una escena de ataque por sorpresa en la Albufera.
Pío Beltrán dio cuenta del descubrimiento y de la inscripción en la publicación de la Diputación Provincial de Valencia, La labor del Servicio de Investigación Prehistórica y su Museo en el año 1934. Don Pío Beltrán, el culto investigador de la escritura ibérica, relacionaba así al vasco con el ibero en forma sorprendente y asombrosa.
La frase ibérica a muchos vascólogos eminentes les pareció que si podía ser todo una “llamada de guerra”, como ilustrando la pintura. Estaban de acuerdo J. Caro Baroja, A. Irigaray y Severo Altube, pero Julio Urquijo, el patriarca de la erudición vasca, era un poco opuesto a tal teoría argumentando que por la evolución del vasco actual este sería muy diferente al arcaico.
Este argumento quedo en parte invalidado puesto que existe una serie de palabras aquitanas de la época romana que coinciden con las del vasco actual a pesar de la evolución natural de las lenguas. 
¿Acaso todas las lenguas aglutinantes evolucionan a la misma velocidad? Se pregunta Bernardo Estornes Lasa, y explicándonos que Gudu, con el sentido de guerra, ha subsistido en los dialectos de Iparralde, al norte del Pirineo, en Bajo Navarro y al sur, en Alto Navarro, y lo que es más sorprendente en las márgenes occidentales del euskara histórico en la Vizcaya actual pero como voz arcaica. La palabra guduxka, "escaramuza" se da también en laburdino. Se trata indudablemente de una voz en su día común a todo el euskara.
Sorprendente entonces y ahora también para muchos españoles y otros tantos euskaldunes.
Redactado por:Igor Leibar Ugalde.