Genética celta centroeuropea y los vascos. El genetista Dr David K. Faux estudio referencias históricas, datos lingüísticos y arqueológicos para vincular los pueblos celtas Hallstatt y LaTene de Europa Central con un marcador de cromosoma Y, el R1b-U152, conectado con el refugio glaciar franco-cantabrico. Para entender la dimensión de este parámetro genético se ha de poner como ejemplo su diversidad, el cantante, compositor y bailarín estadounidense Michael Jackson (el Rey del Pop) perteneció al haplogrupo R1b-U152, al igual que Abraham Lincoln o el actor Kevin Costner.

Los pueblos de lenguas indoeuropeas (latinos, germanos, eslavos, celtas, griegos...) se originaron en Europa Occidental, según la "hipótesis bélica" originados por la expansión de los pueblos pastores nómadas yamna (ucranianos, yama significa ‘hoyo’ en ucraniano) en el 2500 a.C.

Otra teoría propone que se dieron en el 4500 a.C. asociado con la expansión de la agricultura en Europa. El asentamiento de humanos portadores de la agricultura (indoeuropeos) en Europa, dio lugar a una expansión demográfica de los indígenas europeos (cazadores y ganaderos) reconvertidos a agricultores estacionales, dándose la inevitable mezcla con los inmigrantes indoeuropeos.

Las lenguas pre-indoeuropeas (posibles hermanos del vasco-ibérico) que pudieron existir en Europa, desaparecieron como tales y otras se fusionaron o mutaron. Actualmente solo quedan un par de idiomas primigenios emparentados con aquella vieja Europa, el fino-ugrio y el euskera.

Uno de los primeros pueblos indoeuropeos que se expandieron en Europa fueron los pueblos celtas. Algunos filólogos especialistas en el protocelta (lengua origen de las actuales lenguas celtas que ha sido reconstruida) defienden la teoría de un sustrato vascónico en esta lengua, dado que encuentran palabras que no tienen origen indoeuropeo y ven en ellas un origen protovasco por su cercanía con palabras vascas.

Uno de ellos es el profesor de fonética en la Universidad de Turku, Finlandia, Kaino Kalevi Wiik (Finlandia, 1932-2015). El lingüista finlandés planteó que la cultura megalítica de lengua vasca llegó al área occidental de la cultura Funnel-Beaker (asociado a zona Germánica, Báltica y Eslava), y su resultado fue el desarrollo de un dialecto en una lengua germánica independiente. El dialecto oriental de la cultura Funnel-Beaker se convirtió en un idioma balto-eslavo independiente. El idioma balto-eslavo recibió un sustrato diferente al vascónico, el de los idiomas en la región del Mar Báltico y la región del Mar Negro, y el resultado fue la división del idioma balto-eslavo en dos idiomas, báltico y eslavo. También planteó que los dialectos centroeuropeos recibieron un sustrato vascónico en Europa central, y el resultado fue el celta centroeuropeo (cultura de Michelsburg).

El dialecto mediterráneo y la lengua ítalo-celta, recibió dos tipos de sustrato; En Iberia el resultado fue el celtibero, en Italia el italiano. El celta centroeuropeo y el celta ibérico formaron una familia de dialectos, que se extendía desde Europa central hasta Iberia, las "lenguas celtas".

¿Quiénes eran los celtas?

Aproximadamente en el 720 al 600 a.C. se dieron en europa una peculiar forma de enterramiento de la élite celta en los pueblos Halstatt C en la región de los Alpes orientales (donde se enriquecieron con el comercio de la sal). Enterramientos al estilo faraónico incorporando a la tumba joyas, armas, carros, mobiliario de hogar, caballos, etc. y dando así una seña de identidad característica a este pueblo.

A partir del año 600 a.C., aproximadamente, la base de poder se desplazó hacia el oeste, a las áreas de Hallstatt D en el sur de Alemania, Suiza y el este de Francia. Hacia el 480 a. C. estos entierros de élite reflejan el establecimiento de las primeras culturas LaTene a lo largo del río Marne (Francia), el rio Mosela (Alemania) y en Bohemia (República Checa).

Una explosión demográfica alrededor del año 600 a.C. o tal vez luchas internas llevaron a miles de estas personas de Hallstatt D (y desde aproximadamente 400 a.C. a sus sucesores de LaTene) a cruzar los Alpes hasta llegar a las cálidas y acogedoras Tierras italianas. Otros fijarían sus ojos en territorios del este, instalándose en los Cárpatos en la antigua Yugoslavia, Hungría, Rumania y Bulgaria, y hasta Ucrania. Se dice que los celtas saquearon el santuario griego de Delfos en 279 a. C. y se establecieron en nuevos territorios en el sureste, particularmente en Anatolia. Algunos miembros del grupo anatolio volvieron sobre sus pasos para ocupar su antiguo hogar territorio y expandirse a nuevas regiones en el oeste cerca del Mar Mediterráneo, y al norte en las zonas belgas. Otros grupos se establecieron en zonas al oeste como España, al norte en Escandinavia.

A ojos de los habitantes mediterráneos, los celtas fueron el prototipo pueblo “bárbaro” que, durante un tiempo, dominó la región entre la costa atlántica hasta las puertas de Asia en Anatolia y la moderna Ucrania. Desde la antigüedad “celta” se refiere en gran medida al pueblo conocido por este nombre (o variantes) por aquellos griegos y romanos, y que normalmente no incluían como tal a pueblos de habla celta de Gran Bretaña e Irlanda antes del año 100 a.C.

Pero lo curioso es que estos autores o geógrafos greco-romanos si llamaron “celtas” también a los habitantes de Masalia (Marsella) y la zona mediterránea de la actual Francia. Estrabón por ejemplo, en su libro IV, llama «celtas» a los instalados en los territorios opuestos a la Aquitania, a la zona del mar mediterráneo de Masalia y de Narbona, y que confinan con algunos montes de los Alpes (incluyendo Tolosa/Toulouse y su comarca claramente vasco-ibérica).

Genética celta centroeuropea. (de la Investigación de David K. Faux: Genetic Signal of Central European Celtic Ancestry:Preliminary Research Concerning Y-Chromosome Marker U152)

Últimamente se ha difundido la teoría del origen indoeuropeo de R1b-M269 en Europa, y se confunde a la población generalizando esta teoría a todo el grupo R1b. Olvidan que el hombre de Villabruna era de este grupo genético europeo el R1b hace 14.500 años.

Se difunde esta errónea explicación, confundiendo al público, sin explicar la altísima frecuencia de dicho haplogrupo tanto entre los vascos o europeos occidentales actuales, como en las zonas más distantes de la presunta patria indoeuropea (Irlanda, y Highland), o en aquellas zonas donde vivieron (hasta la romanización) poblaciones pre-indoeuropeas como en Aquitania, el Levante español, Etruria, etc. En cambio, el haplogrupo R1b resulta casi ausente en la región que se presume es la patria de origen de las poblaciones indoeuropeas (Ucrania y las estepas euroasiáticas, cuya población es principalmente R1a).

Hasta la fecha, las teorías más aceptadas han argumentado que este patrón de frecuencias R1b-M269 puede ser el resultado del origen y la posterior expansión posglaciar desde el refugio franco-cantábrico. La otra teoría, basada en la variación de los haplotipos Y-STR dentro de M269, también apoya su expansión posglacial, pero sostiene que M269 podría haber tenido una expansión paralela desde un refugio en Europa del Este (Anatolia). La nueva teoría propuesta por Balaresque, concluye que existe un origen único para el haplogrupo M269 en Europa del Este y desplaza el origen del período glacial al Neolítico, porque aplican tasas de mutación germinales más que evolutivas, generando tiempos de coalescencia más jóvenes.
La propuesta de Balaresque ha sido fuertemente refutada por Busby.  Busby recalcularon la diversidad de haplotipos Y-STR dentro de M269 en una muestra más grande y geográficamente más amplia, lo que indica no una mayor diversidad en Europa del Este, sino un fondo homogéneo de variación de microsatélites en toda la muestra europea.

David K. Faux estudio referencias históricas, datos lingüísticos y arqueológicos, para vincular los pueblos celtas Hallstatt y LaTene de Europa Central con un marcador de cromosoma Y, el U152 o S28 (se utiliza más el termino U152 debido a su aceptación por parte del Y Chromosome Consortium).

La vieja categoría filogenética es el haplogrupo R1b1c10 (ISOGG, 2007), sin embargo, hoy tanto R1b1b2h (Karafet et al. 2008) como R1b1b2a1b4 (Sociedad Internacional de Genética Genealogists, 2008) son de uso común.

La hipótesis que se está considerando es que la mayoría de los que son positivos para U152 son descendientes vivos de estos antiguos pueblos celtas que surgió en una población europea alpina. Con la excepción de gente lejanamente relacionada y que reside a lo largo de la costa mediterránea o al sur de Cerdeña.

David K. Faux no propone que todos los celtas de Europa Central fueran U152, solo indica que hay una fuerte correlación (lo que no impide que también se dé una amplia gama de otros haplotipos encontrados entre los celtas).

Para entender la dimensión de este parámetro genético se ha de poner como ejemplo su diversidad, como el cantante, compositor y bailarín estadounidense Michael Jackson (el Rey del Pop) que perteneció al haplogrupo R1b-U152, al igual que Abraham Lincoln o el actor Kevin Costner.

 

¿Cuál es el origen del marcador U152?

Todos los varones actuales que tienen el marcador U152 son descendientes de un hombre, que finalmente se convirtió en el progenitor de un gran porcentaje de las personas que serían conocidos como pertenecientes a LaTene celtica (sucesores de los anteriores pueblos de Hallstatt).

U152 es un solo polimorfismo de nucleótidos (SNP) desarrollado como S28 por Ethno Ancestry en 2005 (aún publicado de forma independiente en 2007 por Simms et al. quien llamó al marcador U152) como un subclado de M269 o R1b1b2* (y más recientemente se descubrió que está por debajo de P310, P311 (R1b1b2a*), y luego P312, o R1b1b1a2* (que sirve para unirse a un grupo haplogrupos como R-M167 y R-L21), y clado hermano de U106 (R1b1b2a1a).

Este SNP U152 (también llamado polimorfismo de evento único o UEP) implica un punto Mutación en uno de los 60 millones de pares de bases de nucleótidos que componen el ADN del cromosoma Y. En este caso, una adenina reemplazó la base de nucleótidos ancestral de guanina en una única ubicación en el cromosoma Y de un hombre nacido hace muchas generaciones.

En Hasta este punto se desconoce cuándo ocurrió este evento (las estimaciones oscilan entre 25.000 y Hace 2.500 años).

Los antepasados de este hombre portaban el motivo RP312* (daría positivo para el estándar que define los marcadores M269 y P312, pero no el U152) en el cromosoma Y.

Sin embargo, cada uno de los descendientes directos de este individuo en línea masculina poseerá la misma mutación inofensiva pero informativa y ser asignada a la categoría filogenética de R1b1b2a2g* (Actualización YCC, 2008).

Recientemente este haplogrupo se ha dividido en una forma ancestral (SNP L2 negativo) y una forma derivada más numerosa (L2 positivo), y un número menor derivado en L2 (S139) y positivo para el SNP L20 (S144).

La premisa del trabajo de David K. Faux es que, a pesar de las vicisitudes del tiempo y los acontecimientos en un intervalo de 2500 años, se puede encontrar evidencia de la persistencia y supervivencia de Celtas centroeuropeos a través de un examen de la actual estructura del cromosoma Y en la población europea, con referencia específica al marcador U152.

En resumen, David K. Faux postuló que el U152 se encontrará con frecuencia en áreas geográficas donde los datos históricos, lingüísticos y/o arqueológicos atestiguan la presencia de celtas La Tene (y Hallstatt), pero rara vez en otros lugares, a excepción de Cerdeña y la costa de Liguria y el sur de Italia (ya sea población aborigen o resultado de la millones de esclavos galos importados a Italia en el siglo I a. C. ).

En otras palabras, se debería encontrar que los varones que poseen la mutación U152 (o sus ancestros anteriores) representan un gran porcentaje de la población de Suiza. Por poco que sea, si es que hay alguno, debería observarse, por ejemplo, en el norte de los Países Bajos y el norte de Alemania, una región no documentada que tenga ningún vínculo con los celtas de Europa Central.

Aparentemente existen tres variedades principales de R-M269, según un YSNP recientemente descubierto, conocido como S116 o P312. Aquellos que tienen la versión ancestral incluyen aquellos con un haplotipo 35 “oriental” R-M269* tipo p49a,f (encontrado principalmente en Italia). Aquellos que dan positivo o derivan en P312 incluyen otros conocidos clados de R-M269, incluido el haplotipo 15 “occidental” R-M269*. Recientemente se ha descubierto que R-U106 es un clado hermano de R-P312.

A pesar de la superposición considerable, en general R-P312 se encuentra desde Europa Central hasta los puntos más lejanos confines más occidentales del continente, mientras que R-U106 se encuentra en Europa central hacia el norte hacia Escandinavia.

Generalmente se supone que todos estos grupos, con la excepción de R-M269* “Oriental” Taq p49a,f el haplotipo 35, se retiraron al refugio glaciar Franco-Cantábrico en la LGM.

Considerando los patrones de distribución actuales, no sería sorprendente que gran parte del R-P312 permaneciera en la Península Ibérica durante y después de la LGM, mientras que el R-U106 puede haber sido asociado con el Refugio de los Balcanes.

Sin embargo, en última instancia, algunos R-P312* se abrieron camino, tal vez a lo largo del margen costero del norte de España o al oeste del Macizo Central de los franceses, por la costa mediterránea hasta el norte de Francia. Quizás R-U152 (o sus ancestros R-P312*), refiriéndose nuevamente a la distribución que se observa hoy, siguió un camino al este del Macizo Central, a lo largo del corredor Ródano-Saona, luego hacia el este siguiendo el margen glaciar alpino hasta las cabeceras de los ríos Rin y Danubio en Suiza y el sur de Alemania.

La región de las cabeceras del Rin y el Danubio experimenta un aumento significativo en el número de poblados entre 16mil y 14,7mil años antes del presente. Durante el Magdaleniense posterior se encuentran asentamientos donde se ven grandes campamentos al aire libre en el lago Neuchatel, en las cuencas de Neuweid y París, y estos se corresponden con importantes ocupaciones de refugios rocosos en la cuenca del Rin-Danubio, las tierras altas de Sur de Alemania, Turingia y Bélgica. Estas áreas están destinadas a convertirse en futuros territorios de origen de los celtas. Este patrón sería consistente con lo que se sabe de la cultura magdaleniense, con un patrón de distribución de utensilios que refleja lo que podría ser propuesto en relación con la expansión de U152 desde el refugio de la Aquitania.

Los mapas con sitios arqueológicos que datan del Magdaleniense superior (Bocquet-Appel, 2005) muestran fuerte agrupación en las áreas habitadas durante la época LGM (por ejemplo, el sur de Francia), pero ahora también en una franja que se extiende de suroeste a noreste con poca actividad en zonas del sur, excepto alrededor del Mar Negro. Un número significativo de sitios se ven a lo largo de la Corredor del Ródano con los dos mayores grupos/agrupaciones periféricas en la zona que hoy son los Países Bajos y el norte de Alemania, que corresponden a Hamburgo-Grupo Aherensberg (R-U106); y el Distrito Suizo de los Lagos más suroeste de Alemania (R-U152).

El Magdaleniense, abarcó una vasta área en su apogeo, y es totalmente consistente con la distribución conocida de R-M269 y los clados actuales (con una caída importante en el número de personas desde la actual Polonia hacia el este).

La cultura magdaleniense, con el refugio franco-cantábrico

El mapa muestra la ubicación del refugio Franco-Cantábrico dentro de la zona. rodeado por la línea violeta, e ilustra cómo el Magdaleniense (representado por líneas horizontales) incluyeron en última instancia prácticamente toda Europa occidental al norte de los Alpes, pero Terminaba entre los ríos Elba y Danubio.

 

La migración de humanos desde la zona oriental del refugio franco-cantábrico Aquitania podría haber incluido a los antepasados del R-U152 que seguirian el corredor del Ródano al noreste, como se muestra en el mapa a continuación. Hay dos clados de R-U152, uno con el corto estable marcador de repetición en tándem (STR) DYS492=12 (modal para R-M269*) y un marcador más pequeño porcentaje con 14 repeticiones. Si bien sólo las pruebas de ADN antiguo proporcionarán una respuesta inequívoca, una hipótesis es que esta primera ola de U152, durante época magdaleniense, era principal o exclusivamente del menos común DYS492=14 (que es la forma ancestral, L2 negativa) variedad, y que aquellos cuyo haplotipo incluye DYS492=14 seguirían el mismo camino hacia el norte que sus primos lejanos, o quizás a través de una doble migración desde la costa mediterránea hacia el norte a través de los Alpes y una ruta más tortuosa en semicírculo hacia el oeste y luego hacia el norte para evitar los Alpes.

Esta propuesta es probable que el movimiento no haya ocurrido hasta los primeros años del Neolítico.

(imagen tomada por Roland Mor Roy)

Influencia vascónica en el celta.

Se toma al celta como el pueblo indoeuropeo que más influencia vascónica recibiría (sin tener en cuenta, claro está, los pueblos actuales que rodean a los vascos, como castellanos, aragoneses o gascones, que surgieron o se extendieron a territorios donde la lengua vasca era hablada).

La influencia no llega sólo al vocabulario, sino también, por ejemplo, en la adopción del sistema de numeración vigesimal vasco, en lugar del sistema decimal propio de los pueblos indoeuropeos. (https://www.kondaira.net/esp/Euskara0003.html)

El sistema de numeración vigesimal vasco es distinto al castellano que se cuenta de diez en diez (sistema decimal), como el resto de lenguas indoeuropeas (exceptuando las lenguas celtas). En vasco, se cuenta de veinte en veinte, un sistema vigesimal que sigue vigente en muchas lenguas celtas. Restos de este sistema vigesimal se encuentran también en el danés, en el francés y en un dialecto del bereber, el tachelhit. En el inglés medieval, todavía, se podían encontrar restos de este sistema vigesimal, debido al sustrato celta, al dialecto normando del francés o también debido a las invasiones escandinavas (danesas) que trajeron a las islas británicas este sistema.

Destacar que el gaélico irlandés posee palabras cuya etimología no se puede explicar a través del resto de las lenguas indoeuropeas. La etimología de estas palabras solamente recibe luz cuando se puede establecer conexión con alguna palabra vasca.

Proto-Celta

  C. Irish  

C. Welsh  

Cornish

Euskera

Latín    

Español

*Karri

carrac

carreg

 

harri

lapis 

piedra

*ada

adarc

   

adar

cornu

cuerno/espino

*attyo

aite

tat

tat/tas

aita

pater

padre

*al-o

alid/-ala

alho/alu

 

ale/ali/alo

alimentum

alimento

*Esok-

eo/eu

ehawc

ehoc

izokin

salmo 

salmón

*andera

ainder

anneir

 

andere

mulier

señorita

*bostS

bos/bas

bos

 

bostekoa

pugnus

puño/palma mano

*arto

art

arth

 

hartz

urso

oso

*ankoto

écath

anghad

 

anka

pes, bipes

pata, pierna

*abon

aub

ason

 

ibai

flivi

rio

*tasko

tadg

   

azkonar

 

tejon

*gutu

guth

   

gutuna

appellatio

llamada/carta

*menno

menn

myn

 

mutil

juvenis

joven

*merka

 

merch

 

neska

ancilla

doncella

*amaro

amar

afar

 

marraka/maiña

fleo

llorar

*baski

 

beich

begh

borka/bizkarta

fascis

Manojo/carga

*birro

berr

byrr

ber

laburr

curtus/brevis

corto

*bussu

bus

gwe-fus

gueus

musu/mutur

Labium/osculo  

labio/pico

*kwezdi

cuit

Ped/peth

pyth

-erdi / ezdeus

fustum

Pieza/porción

*lomana

loman

llyfan

lovan

Lotu/unama

funis

atadura/cuerda

*lukot

luch

llygoden

logoden

lubeko

mus

raton

*mokku

mucc

moch

mow/mogh 

mokotx/mokorro  

porcus

chato/puerco

*sukko

 

Huch/suh

hoch

Txuku/kutxu

porco

cerdo/puerco

 *morwen  muir/moru morwyn  moroin morroi famula criada
*wet(t)a-  feith  gwyth  guid uate / uexti rivus arroyo torrente

 

Bibliografia: